Oración a la Virgen Maria para los Momentos Dificiles de la Vida

Señora mia benditísima, ¿quién ha sido en esta vida más atribulado despues de vuestro benditísimo Hijo que vos? ¿Quién ha sido más combatido de angustias y penas? ¿Quién atravesado de más agudo cuchillo de dolor? Todas las olas y tormentos que pasó vuestro piadoso corazon, no solamente os sirvieron para ser más semejante en el padecer á vuestro Hijo y acrecentar vuestras coronas, sino tambien para que os compadeciéseis más de los que padecemos, y diéseis la mano y sustentáseis con vuestro brazo poderoso á los que sumidos en el abismo de miserias y calamidades,nos anegariamos si no alzásemos los ojos á vos. Yo estoy en la hora presente afligido, el agua me llega á la boca, por todas partes estoy cercado de penas, no tengo en qué respirar, ni veo cosa en que pueda estribar ni hacer pié. El sol se me ha oscurecido, todas las cosas me atormentan, y no tengo otro refugio ni otra estrella á quien mirar sino á vos, en cuyos dulcísimos brazos me echo, y en cuyo fidelísimo patrocinio confio: y sé cierto que ántes faltará el cielo y la tierra que vuestro socorro á los que os le piden, y con humildad y devocion esperan en vos; porque cuanto las cosas están más apretadas y más sin remedio, tanto las entrañas suavísimas de Yuestra piedad y de vuestra poderosa misericordia resplandecen más, sanando las llagas incurables, y dando fácil salida á lo que humanamente parece que no la tiene, como os suplico que lo hagais en esta mi necesidad.
Amen.