Pedir Perdon a Dios

¿Como obtener un perdón e indulgencia de Dios por un Pecado cometido?

El pecado es grave (mortal) o leve (venial). El pecador grave lleva consigo la pena eterna (infierno) y otras penas temporales. La pena eterna se perdona juntamente con el pecado grave.

La pena temporal se perdona si:

  • parte de ella juntamente con el pecado (esto depende del fervor, de la devoción, del arrepentimiento, de la preparación con que uno recibe el sacramento de la confesión;
  • por medio de la penitencia sacramental (que el sacerdote da en la Confesión);
  • por penitencias voluntarias; d) por las tribulaciones de esta vida (enfermedades, desgracias, disgustos, sufridos con paciencia);
  • por las Indulgencias;
  • en el Purgatorio después de la muerte.

Los primeros cristianos trataban de conseguir el perdón de las penas temporales por medio de penitencias voluntarias y públicas, impuestas por sus obispos, quedando, por ejemplo, durante la misa parados o arrodillados a la puerta de la iglesia por espacio de algunos días, meses o años, según la gravedad del pecado. Sucedió que un mártir, en vísperas de su muerte, mandó a un obispo una carta del tenor siguiente: “Os ofrezco mi martirio, pidiéndoos que en cambio perdonéis a mi amigo la penitencia pública que le quede aún por satisfacer”.

Aceptó el obispo la ofrenda; perdonó al amigo del mártir la penitencia, ofreciendo en cambió a  Dios los méritos del mártir; al amigo del mártir le quedaban perdonadas las penas temporales  que hubiera satisfecho por la penitencia. Este era él primer caso de indulgencia.

El hecho se repetía, y así quedó introducida en la Iglesia la práctica de hoy. Indulgencia es la remisión de las penas temporales que, después de la remisión de los pecados en la confesión, nos concede la Iglesia fuera del Sacramento. Dios perdona el pecado, pero no siempre los castigas temporales, merecidos por el pecado.

Hay Indulgencias Plenarias, que perdonan todas las penas merecidas por los pecados ya perdonados. Indulgencias parciales, que perdonan solamente una parte de esas penas.

da block

Automatic Ad Middle Of Content

Indulgencia de 100 días, por ejemplo, es el perdón de tanta pena temporal, cuanto se habría alcanzado, practicando durante 100 días las penitencias prescriptas por las antiguas Ieyes de la Iglesia.

Indulgencia de 7 años, etc.

Indulgencia de 100 días una vez; se puede ganar una sola vez al día rezando la oración que está enriquecida de esta indulgencia.

Indulgencia de 100 días. se puede ganar cada vez que uno rece la oración indulgenciada.

Condiciones para ganar las indulgencias:

  1. Hay que estar en estado de gracia santificante.
  2. Hay que practicar con puntualidad las oraciones u obras prescriptas.
  3. No se debe intercalar ni omitir nada en
    las oraciones.
More Stories
Santa Filomena santa joven milagrosa
Oración a Santa Filomena de Grecia para problemas imposibles de resolver que necesitan un milagro de Dios
X